jueves, 26 de agosto de 2010

FOTOGRAFÍA CECIL BEATON ( II )

Fashion is indestructable (1941)

La ambigüedad de Beaton muestra en esta imagen, que lleva por título: "La moda (y la belleza) son indestructibles", una dosis de cinismo hedonista que sorprende por su aparente ligereza, sobre todo en la fecha en que está tomada la foto, 1941, en plena guerra mundial.



Greta Garbo (1946)

Aunque sus preferencias eran homosexuales, Cecil Beaton también vivió algunas historias amorosas con mujeres. La más conocida fue su relación con Greta Garbo, que se alargó varios años. Al final, cuando estaban ya a punto de casarse, la "divina" lo rechazó.

Vestidos de noche de Charles James, Nueva York (1948)

Una de sus mejores fotos. Se trata de un estudio pictórico, inspirado en el rococó francés de Watteau. Esta compleja composición, de ocho modelos en traje de noche para la revista Vogue, fue considerada
una obra maestra en su género.

Marilyn Monroe (1956)
"Junto a ella te sientes primero sorprendido y después desarmado a causa de su absoluta falta de inhibición. Lo que a primera vista parece exhibicionismo está, sin embargo, compensado por una ansiosa inseguridad de fondo."
Cecil Beaton, The face of the world, 1957


Audrey Hepburn (1964)

Durante los años 60, Beaton se dedica al cine, el teatro y la ópera. Diseña escenografías, decorados, vestuario, continúa escribiendo... Su trabajo más conocido fue el que realizó para la película My fair lady, (1964), por el que obtuvo dos oscars de la Academia, (al mejor diseño de vestuario y mejor dirección artística). En los setenta, publica La imagen mágica (1975), pero ya estaba enfermo. Sufría parálisis y murió en Londres, en 1980. Algunos de sus libros más conocidos son: El libro de la belleza (1930) y El espejo de la moda (1954), (The fashion glass), su obra más completa a decir de los críticos.

miércoles, 25 de agosto de 2010

FOTOGRAFÍA: CECIL BEATON ( I )

Sir Cecil Beaton (1904-1980)

Fotógrafo, dandy, escritor, esteta..., Cecil Beaton, nacido en Londres en 1904, quedó fascinado por la fotografía desde que era niño. A los once años empieza a hacer fotos con su primera cámara, una kodak 3A de fuelle. Tras abandonar los estudios en la universidad de Cambridge, se dedica a trabajar como fotógrafo profesional y su reconocido éxito le llevará a Nueva York, contratado por la revista Vogue, a finales de 1929.


Gary Cooper (1931)

A principios de los años 30 viaja a Hollywood, donde quiere fotografiar a las nuevas estrellas de cine. Sus retratos de actores tienen un sello especial, cierto aire mítico, deliberadamente teatral, como el de Marlene Dietrich, Gary Cooper, Buster Keaton, John Wayne y muchos otros...

Marlene Dietrich (1932)


Aldous Huxley (1936)

Tras la aventura americana continúa viajando: Africa, España, México..., dejando una serie de imágenes fascinantes y retratos de las personas que conoce en su viajes. Son fotografías más lineales, digamos menos artificiosas: la escritora francesa Colette, Picasso, Salvador Dalí o el sencillo y sutil retrato del escritor Aldous Huxley tras una cortina rasgada.


Eileen Dunne (1940)

Eileen Dunne, de tres años, herida en un hospital de Londres en 1940. La foto fue publicada en la portada de la revista Life. Este tipo de fotos marcó para Beaton el inicio de una nueva etapa. En 1939, al estallar la segunda guerra mundial, el Ministerio de Información británico le nombraría fotógrafo oficial de guerra. Fue enviado al frente del norte de Africa, donde siguió la guerra en el desierto. Hoy en día sus reportajes, prácticamente desconocidos, se encuentran en el Imperial War Museum de Londres.

miércoles, 18 de agosto de 2010

SUEÑO

Por encima de la ciudad de Marc Chagall


Soñé que había tenido un romance
de esos del tiempo de Maricastaña.
Soñé un cerezo de nieve y otros versos.
Ayer soñé que era ayer
y, como pasado,
aún podía soñar...

Un día soñé una rosa y un príncipe azul,
y ahora me pregunto
por qué tendría que despertar
y vivir...
¡Era tan hermoso mi sueño...!


Carmen Cabeza Martínez



viernes, 6 de agosto de 2010

Un poema de Blanca Andreu

Miranda: The Tempest. Autor: John W. Waterhouse



"Los muertos odian el número dos"
Federico. G. Lorca


Yo te di huesos de palomas rojas

de palomas que alientan dentro de los rasguños

desdeñoso licor de herida

pequeño licor de herida

pequeño peldaño de muerte



Atrapé las palomas que habitaban

en la sangre alterada de los niños perversos

robé vuelos morados

vuelos de adelfa y alarido

vuelos de arteria y arañazo

espejos

fiestas del jacinto del sur




Yo te di huesos de palomas muy pequeñas

astrolabios de tierno esqueleto

guías luciérnagas y otras luces nerviosas

para que oyeras cómo el fósforo declama

los viejos versos del número par

para anclarte a mi noche

para anclarte a mi noche con la cal delicada



Yo te di huesos

anclas pequeñitas

para que te encallaras en la sal de las puertas

y dije las palabras que así existen

filtros de Melibea

brujas líquidas

o la voz fuerte de Rilke el poeta:

retenle

sí retenle.



Blanca Andreu: "De una niña de provincias que se vino a vivir en un Chagall" (1981)