domingo, 26 de septiembre de 2010

LUNA LLENA ("Viento maldito")

Imagen: Rafel Olbinsky



La luna me hiere y me sonríe

desde los lechos blancos.



Me está matando y sonriendo

vistiéndome con rayos

de luz fría y azulada.



Junto al sordo latir de la crisálida,

la luna me hiere y me sonríe

desde su esfera blanca...



Está brillando en el espejo,

como un cuchillo,

y la siento,

en su naufragio,

clavarme puñales de azahar...



Sobre la piel desnuda de la noche,

sobre el aullido mágico del viento,

la luna me mata y me sonríe

pariendo con torrentes de azucena...


Carmen Cabeza Martínez

4 comentarios:

  1. Es verdad, haga lo que haga, la luna siemrpe sonríe. Con cara de buena.

    Me ha gustado la visita.

    ¡Volveré!

    ResponderEliminar
  2. Gracias, María. Me ha gustado mucho tu comentario. Es cierto; la luna te mata con carita de "yo no fui...", y después se queda tan ancha. Y, encima, va y te sonríe. En fin...
    Vuelve cuando quieras. Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Esa luna bruja que mata y enamora. Será el espejo de nuestras dualidades. A pesar de todo (o con todo), es tan seductora!!!
    Besitos, amiga

    ResponderEliminar
  4. Seductora, sí, pero con la luna llena las plantas psiquiátricas se colapsan y los enfermos sufren recaídas. Eso sí, nos fascina, nos enamora... ¿Estaremos tod@s bastante loc@s?
    Bueno, yo la primera... Besos...

    ResponderEliminar